Saltar al contenido
Inicio » Conocer Eslovaquia » Turismo en Eslovaquia » Qué ver en Eslovaquia » Castillos y Palacios en Eslovaquia

Castillos y Palacios en Eslovaquia

Como te hemos comentado, en este apartado te enumeramos algunos de los castillos y palacios más bonitos de Eslovaquia. No nos extenderemos mucho en cada uno, pero te proporcionamos los links a páginas de cada uno en las que podéis encontrar más información. Sigue y escoge cuáles incluir en tu ruta. 

Lo que sí que hemos añadido son historias y leyendas que, en general, son más difíciles de encontrar en español. 

Castillo de Spiš (Spišský hrad)

El castillo de Spiš (pronunciado «Spish») es uno de los más majestuosos de Eslovaquia. Sabiendo que pertenece al Patrimonio Mundial de la UNESCO, no hace falta decir más. Se encuentra en el Este de Eslovaquia, así que no está cerca de los aeropuertos de Viena ni Bratislava. Si queréis verlo tendréis que planificar una ruta larguita o volar directamente a (o volver desde) aeropuertos más cercanos como el de Košice. Se puede visitar entre abril y octubre, ambos incluidos.
vista aerea del impresionanete castillo de spis en que se ve el castillo en si a lo alto de una colina y la zona amurallada cayendo a la izquierda del lector rodeado de prados verdes

Dice la leyenda…

Hace mucho, mucho tiempo, el señor del castillo de Spiš oyó algunos rumores. Se decía que la cocinera que mejor preparaba halušky s kapustou (pronunciado «halushki s kapustou», son gnocchi caseros de patata y harina con col fermentada… irresistiblemente deliciosos) vivía cerca de su castillo. El señor quería comprobar si estos halušky eran realmente tan deliciosos así que consiguió que sus guardias la trajeran al castillo. La primera vez que probó el plato de manos de su nueva cocinera, el señor quedó tan encantado que decidió prohibirle que saliera de la cocina principal del castillo.  

Esta noticia dejó a la pobre chica muy triste, así como a su marido. Para liberar a su mujer, este trazó un plan muy elaborado, digno de un Premio Nobel a la creatividad. Sin que le temblara el pulso, llevó un barril entero de col fermentada al palacio e indicó a los guardias que tenía órdenes de llevarlo directamente a la cocina principal, donde se encontraba su mujer. Al cabo de unos minutos salió con el mismo barril, teóricamente ya vacío, haciéndolo rodar tal y como lo había traído. Lo que nadie sospechó es que dentro del barril se encontraba nada más y nada menos que su querida mujer, haciendo tumbos hacia su casa. 

Nunca se supo fue si lo que empujó al marido a tal aventura fue el amor por su mujer… ¡¡¡o por los riquísimos halušky!!! 

Si tienes ganas de saber más…

El siguiente link te dirigirá a la página oficial del castillo de Spiš, y el mapa de abajo te mostrará su ubicación. 

Castillo de Trenčín (Trenčiansky hrad)

Trenčín en sí (pronunciado «Trenchin»), aparte de su castillo, es un pueblo muy bonito. Está sólo a 120 km al noreste de Bratislava. Además, va de camino si te diriges hacia los Tatras desde Bratislava o desde Viena. Así como el castillo de Spiš queda más alejado de Bratislava y es entendible que uno no tenga tiempo de verlo, no hay excusa parar no parar en Trenčín. Visita nuestra página sobre Trenčín para saber más sobre la ciudad. El castillo está abierto al público todo el año.
vista aerea del impresionanete castillo de trencin en que se ve el castillo en si a lo alto de una colina en primer plano y un bosque y la ciudad de trencin alrededor
«Trenčiansky hrad«, de Parik.zak y bajo licencia CC BY-SA 4.0

Una de las leyendas más antiguas y bonitas de Eslovaquia dice que…

En el periodo en que los monarcas de la dinastía Zapoľský vivían en el castillo de Trenčín tuvo lugar la historia del pozo del castillo y el amor entre Omar y Fátima. Omar era un dignatario turco y Fátima una mujer bellísima, captiva de Štefan Zapoľský en el castillo.

Dice la historia que Omar quedó enamorado de Fátima en el momento en que la vio. Siendo ella presa, Omar sabía que la única manera de que Štefan la dejara ir sería si recibía algo a cambio. Después de darle algunas vueltas, Omar dio con la idea que Štefan no podía rechazar.

Este castillo está en una colina rocosa, y no hay agua accesible. Omar le prometió a Štefan que, si liberaba a Fátima y la dejaba irse con él, excavaría un pozo hasta encontrar agua. De esta manera, el castillo podría resistir cualquier asedio sin tener que preocuparse por el abastecimiento de agua. 

El mismo Omar y 300 de sus mejores soldados se esforzaron durante 3 años picando en la dura roca de Trenčín hasta conseguir llegar al agua. Tal y como habían acordado, Omar se llevó a Fátima del castillo, mientras le decía a Štefan: «Zapoľský agua tienes, pero corazón no».

Mientras se iban, el velo de Fátima se enganchó en unos arbustos del camino. En ese mismo sitio, en el siglo XVI, construyeron una posada con el nombre «el velo» que hoy en día se llama «Fátima». 

Otra versión dice que a principios de los años 30 del siglo XVI los soldados de los Habsburgo, juntamente con los trabajadores del castillo, empezaron a excavar el pozo. Tardaron nada menos que 40 años en alcanzar 80 metros de profundidad, a causa de la dureza de la roca. El trabajo lo finalizó Alexius Thurzo hacia el año 1570, aunque sin haber llegado a encontrar agua. Aun así, finalmente la excavación les bastó ya que la acumulación del agua de la lluvia en este embalse resulta suficiente para mantener un buen nivel de agua durante todo el año. Hoy en día este pozo sigue manteniendo una altura de 12 a 15 m de atura de agua. 

Si te hemos convencido…

Sigue el siguiente enlace para saber más sobre el castillo de Trenčín o localízalo en el mapa siguiente: 

Castillo de Becko (hrad Beckov)

La primera referencia en que se menciona el castillo de Becko (pronunciado «Betsko») es del siglo 13. Durante siglos cambió de propietarios y fue mantenido y remodelado. Quedó en ruinas a causa de un incendio en 1729. Se encuentra muy cerca de Trenčín, a una hora en coche desde Bratislava. Se puede visitar desde abril hasta octubre incluidos. Aparte de la típica visita, se celebran varios festivales en este castillo así que vale la pena informarse para intentar coincidir con alguno.
las ruinas del castillo de becko o hrad beckov vistas de frente a lo alto de una colina rocosa con un cielo azul claro y algunas nubes blancas
Foto del castillo de Beckov sacada de hrady-zamky.sk

Según la leyenda del señor Ctibor y el bufón Becko… 

Un día el señor Ctibor y su séquito andaban de cacería, una de las actividades favoritas del señor. Los acompañantes de Ctibor pronto se dieron cuenta de que el señor tenía uno de sus días poco amigables, y le quisieron animar. Le contaron chistes y le alabaron, pero nada resultó hasta que Becko, el bufón, consiguió arrancarle una sonrisa. 

Ya estando de mejor humor, Ctibor decidió concederle un deseo a Becko. Justo en ese momento pasaban por una colina rocosa muy escarpada y Becko, sin pensarlo dos veces, le pidió al señor un castillo en ese mismo lugar. Los demás se desternillaron de risa en el acto. No creyeron que Ctibor fuera a construir un castillo para Becko, y menos en un sitio tan dificultoso como aquél. Menuda sorpresa cuando Ctibor les interrumpió y anunció de viva voz que construiría el castillo ya que él no conocía la palabra «imposible». 

Un año más tarde, Ctibor organizó la fiesta de apertura del castillo, que nada tenía que envidiar a los de los alrededores. De hecho, resultó ser tan seguro y cómodo que Ctibor se lo quiso quedar para él, como residencia. Para que Becko renunciara al castillo, el señor le ofreció su peso en oro. Becko aceptó, pero con una condición más: el castillo mantendría su nombre, castillo de Becko. 

Sobre Ctibor y su perro favorito

Una noche, estando Ctibor en el castillo, llegó a su regazo su querido perro cazador, cojeando y quejándose. El señor advirtió una herida en la pata del animal y quiso saber quién era el culpable. 

Aun hoy en día no está claro quién lo hizo, si uno de los cocineros del castillo o un hombre mientras defendía a sus hijos del perro. Sea quien fuere, a Ctibor no le tembló la voz cuando anunció la condena: tirarían al culpable desde el castillo, por la ladera más alta de la rocosa colina. Mientras caía, el condenado consiguió gritar: «¡dentro de un año, aquí nos encontraremos!»

Esta maldición se repetía tantas veces en la cabeza de Ctibor que, para olvidarla, se dio a la bebida. Un año después del incidente, bebido después de la cena, se tumbó a descansar en el jardín antes de llegar a la cama. Ahí mismo se durmió hasta que algo le sobresaltó, despertándole repentinamente. Se trataba de una víbora, que ya tenía encima del pecho. Mientras intentaba sacudírsela, la serpiente mordió a Ctibor en el ojo. Desorientado, cegado y aullando de dolor, fue dando tumbos por el jardín hasta que tropezó y se cayó por el mismo abismo por el que, un año antes, había hecho lanzar al que hiriera a su perro. 

Para ampliar la información…

Siguiendo el link llegarás a la página oficial del castillo de Beckov. Abajo está el mapa. 

Casa pairal de Budmerice (Kaštieľ Budmerice)

En este caso, se trata de una casa y es más moderna, del 1889. La casa señorial de Budmerice («Budmeritse») se encuentra a menos de 50 km de Bratislava, unos 40 minutos en coche. Cuidado, ¡sólo abre los fines de semana!
foto del palacio de budmerice en contrapicado tomada desde el suelo y en diagonal en que se ven la fachada y el lado derecho del palacio de color crema y con el tejado color pizarra en un dia nublado con el cielo gris
«Kaštieľ, Budmerice«, de Patrik Kunec y bajo licencia CC BY-SA 4.0

En este caso, la leyenda explica el motivo por el que…

La casa está construida y decorada siguiendo distintos estilos. Dicen que el conde propietario de esta casa se enamoró de una condesa francesa. Quería pedirle la mano pero, quizás por ser muy detallista, decidió que primero remodelaría sus propiedades, entre las cuales estaba esta casa. La idea era redecorarlas con estilo afrancesado para que la condesa se sintiera como en casa cuando se fuera a vivir con él. 

Lo que quizás el conde no tuvo en cuenta es que el tiempo no se detiene. O quizás, incluso, que la condesa no estaba interesada en él. Sea como fuere, la condesa se comprometió antes de que el conde acabara las remodelaciones, dejándole con el trabajo a medias y sin motivo para acabarlo. Esta es, según dicen, la razón por la que la casa presenta hoy en día estilos decorativos tan diferenciados.  

Si quieres saber más…

En el siguiente link encontrarás más información sobre la casa señorial de Budmerice. Abajo está localizada en el mapa. 

Palacio de Bojnice (Bojnický zámok)

La primera mención de el castillo original de Bojnice («Boinitse») es del año 1113. Entonces, aún era una fortaleza de madera. Ya en el siglo XIII se construyó el palacio de piedra. Se encuentra a 2 horas de Bratislava, un poco más allá de Trenčín.  

Está abierto prácticamente todo el año, pero durante algunos meses del año los lunes está cerrado.

A tener en cuenta, hacia Abril o Mayo tiene lugar en este castillo el Festival Internacional de Fantasmas y Monstruos. Para encontrar información sobre cuándo tendrá lugar el mismo, os recomendamos que pongáis lo siguiente en el buscador, seguido del año actual: festival duchov a strasidiel bojnice

foto en contrapicado del palacio de bojnice desde el otro lado del foso de agua verde que lo rodea con el cielo azul y soleado y un par de nubes blancas

Se dice sobre el foso del palacio de Bojnice…

Que en un principio, no tenía agua. De hecho, se dice que en la parte inferior del foso se encuentra una gran roca que bloquea la entrada a las catacumbas secretas del palacio. Como nadie se ha atrevido a mover la piedra aún, no se sabe si las catacumbas existen o no, en realidad. 

Según la leyenda de la dama negra…

En el castillo de Bojnice vivían un señor venerable y su fiel y devota esposa. Todo el mundo solía encontrar en ella consuelo y ayuda, y se decía que era la encarnación de un ángel.

Esta aura de paz se desvaneció cuando el señor volvió de una guerra en la que había tenido que participar. Sus propios familiares le mintieron y le contaron chismes falsos sobre su buena esposa. Le dijeron que, mientras estaba fuera, su mujer había pasado noches enteras divirtiéndose con caballeros extranjeros.

De nada le sirvió a la inocente dama jurarle a su marido que eso eran patrañas; él dejó el asunto en manos de los tribunales. A causa de la malévola familia de él y de algunos falsos testigos, el jurado dio un veredicto bien inusual. La dama debía de saltar, junto a su niño, nacido mientras el señor estaba en la guerra, al foso de piedras desde la torre de Huňady. Si era realmente inocente, no le pasaría nada. Sin embargo, si era culpable, su miserable vida terminaría allí mismo. 

Las gentes de Bojnice y el personal del castillo, que conocían bien a la dama, rezaron en vano para que la corte, y el señor, cambiaran de opinión y liberaran a la buena mujer. Con su hijo en brazos, y sabiendo de su inocencia, la joven saltó al vacío según la condena.

Ante el asombro de todos, en lugar de caer, ambos se elevaron hacia arriba, desapareciendo en la inmensidad del cielo azul. Tanto los jueces como el señor del castillo, destrozados por su grave error, empezaron a retirarse cuando un estruendo les forzó a mirar hacia la zanja. Lo que encontraron en el sitio donde debía haber caído la dama eran ropas rotas y cabezas partidas con la lengua fuera. Eran las cabezas de los chismosos y envidiosos que habían acusado a la dama, condenados por sus pecados

El señor del castillo, despreciándose a sí mismo, se fue para siempre a vivir a un monasterio. Desde entonces se escuchan voces extrañas junto a la torre de Huňady. Son las almas de los parientes que acusaron a la dama con mentiras. 

Para planificar tu visita a Bojnice…

Este enlace lleva a la página oficial del palacio de Bojnice. Debajo lo puedes ver en el mapa.