Saltar al contenido
Inicio » Área Clientes » Guía para escoger tu Kotlina y sus accesorios

Guía para escoger tu Kotlina y sus accesorios

¿Cómo escoger tu cocina de leña o Kotlina? Si te estás planteando adquirir una Kotlina, nuestra cocina de leña portátil tipo barbacoa especial para cocinar con utensilios como una paella, wok o caldero, olla…, puede que te surjan dudas a la hora de escoger entre las diferentes opciones. Aquí tienes tu guía para escoger tu Kotlina y sus accesorios de manera que encajen perfectamente y cumplan tus requerimientos. Los aspectos que debes tener en cuenta, por este orden, para tomar una buena decisión de compra son:

» Uso principal de la Kotlina, según tu plato estrella
» Número máximo y habitual de comensales, para escoger el tamaño
» Complementos
» Transportabilidad

Tu plato estrella

Aunque uno de sus puntos fuertes es la versatilidad, es importante tener claro qué cocinarás en tu Kotlina habitualmente. Así sabrás el utensilio de cocina en el que basarte para tomar las siguientes decisiones. Las opciones habituales son:

» Paellas, por supuesto, en su paellero
» Guisos o sopas en el tradicional Kotlik – si necesitas inspiración, revisa nuestras recetas
» Salteados en un wok
» Asados a la parrilla, como en una barbacoa

Teniendo esto claro se puede empezar a pensar en la capacidad requerida según el número de comensales. La capacidad requerida para el utensilio de cocina principal marcará el rango de tamaños a barajar. Cuando esté definida la medida clave, podrás pensar en añadir otros utensilios de cocina que también casen con tu Kotlina.

Si por ejemplo ya tienes tu paella y buscas una Kotlina que le encaje, puedes ir directamente al tamaño de horno correspondiente.

El tamaño importa

Cuando tengas claro cuál será tu herramienta principal, tienes que definir el tamaño que te conviene. Aquí intentaremos orientarte respecto a la relación entre el tamaño de los utensilios y las raciones que pueden proveer.

» Si la paella es tu plato estrella…

En este caso, las raciones que saques dependerán mucho de cómo te guste de fina la capa de arroz. Lo que recomendamos en este caso es que escojas según los comensales habituales. Lo ideal sería que la paella resultara «algo grande» para el número habitual. Si sois los de siempre, quedará finito, o sobrará algo. Cuando se apunte alguien más, aún la podéis usar sin que rebase el borde. 

Por último, os dejamos una relación de raciones estimadas por diámetro según el grosor de capa. El diámetro se mide en la parte alta de la paella, la más ancha, sin contar las asas. 

Diámetro Capa Fina Capa Generosa
40 cm
2-4 raciones
8-9 raciones
46 cm
4-5 raciones
11-12 raciones
50 cm
4-6 raciones
12-14 raciones

» Si te vas a decantar por los guisos y sopas…

En caso de que el uso habitual que le pienses dar a tu Kotlina sea el original, necesitas un Kotlik. En este caso, las raciones no van relacionadas únicamente con el diámetro, sino mas bien con la capacidad volumétrica.

Abajo tienes una tabla para hacerte una idea de las raciones según la capacidad del Kotlik. Aun así, antes debes saber que el goulash es como el vino; gana con el tiempo. Dicen que el mejor día para comerlo es el tercero después de cocinarlo así que si sobra, ¡mejor que mejor! Por otro lado, no tienes por qué llenar el Kotlik hasta arriba y siempre puedes hacer menor cantidad según los comensales. Por estos motivos, en el caso del Kotlik, te recomendamos que tires largo para no quedarte nunca corto.  

La tabla está calculada considerando 0,4 l por ración, lo que no es mucho, y 0,7 l, que ya es una señora porción. Como no se han contado los repetidores, daros margen para los que quieran ración doble. También se ha tenido en cuenta que el Kotlik no se puede llenar hasta arriba o rebosaría. 

Capacidad Raciones de 0,4 l Raciones de 0,7 l
10 l
20
11
13 l
27
15
16 l
35
20
20 l
45
26

» Por último, la Kotlina!

Una vez tengas claro tu utensilio principal y su tamaño, estás preparado para escoger las medidas de tu Kotlina. Las dimensiones principales a tener en cuenta son las que se aprecian en la imagen siguiente. 

De todos modos, para evitar chascos, en la tienda indicamos qué utensilios casan con cada Kotlina, según las medidas de cada uno. 

h1 – La altura de la cámara de combustión 

Este parámetro desempeña un papel importante en cuanto a la usabilidad de la cocina. Esta altura determinará la distancia entre el la leña y tu utensilio de cocina.

Si te pasas de alto, generalmente ni siquiera notarás inconveniente. La cámara de la Kotlina resguarda el calor, que llega a la parte superior aunque quede bastante alta. La única desventaja en este caso sería que ocupa más espacio, significativo sobre todo a la hora de transportarla. 

Por el contrario, quedarte muy corto te puede causarte dolores de cabeza. En caso de que la distancia hasta la base del utensilio de cocina sea insuficiente, tendrás problemas para meter leña dentro. En Kotlik hemos escogido nuestros productos de manera que sean cómodos de utilizar así que no deberías preocuparte, aunque es cierto que como más pequeño es el modelo de Kotlina, menos leña cabrá. 

h2 – la altura de las patas

La influencia más significativa de la altura de las patas está en la altura total de la Kotlina.

Por otro lado, como más lejos quede la base del suelo, menos sufre éste por el calor. Esto es especialmente relevante si el suelo es sensible quemaduras, como por ejemplo el césped artificial. Para asegurar el tiro, puedes poner una losa, madera o similar debajo de la Kotlina para resguardarlo. Esto también protegerá el suelo en caso de que al abrir el cajón para recoger cenizas te caiga un trozo de brasa incandescente. 

dibujo en 2 dimensiones de la kotlina en que se ven indicadas sus medidas principales

H – Altura total

Ten en cuenta que como más bajita sea la Kotlina, más te tendrás que agachar.

No suele ser megaproblemático ya que al fin y al cabo sólo hay que ir removiendo o meneando. Aun así, recomendamos imaginarse la altura a la que quedaría la paella, Kotlik, o el utensilio que sea. Haciendo una prueba imaginaria nos vamos a cerciorar de que lo que llegue sea lo que nos imaginábamos. 

D – El diámetro 

El diámetro de la apertura de la Kotlina es la medida en la que no te puedes equivocar. Un error en la elección del diámetro puede hacerla inservible con tus utensilios. Ten en cuenta que el utensilio en sí debe encajar en el orificio, como se ve en las imágenes siguientes:

en un suelo de cesped y con un fondo de canizo se ve una kotlina con la puertecilla cerrada en el lado derecho de la fotografía y una paella encima
en un suelo de cesped y con un fondo de canizo se ve una kotlina con la puertecilla cerrada en el lado derecho de la fotografía y un caldero o kotlik encima

En el caso de las paellas, el diámetro D debe estar entre los diámetros superior (d1) e inferior (d2) de la paella.

Por lo que al Kotlik se refiere, sólo se tiene el diámetro superior (d1) como referencia. Nosotros diríamos que el diámetro superior del Kotlik tiene que ser entre 5 y 8 cm mayor que el de la Kotlina, aproximadamente. 

foto de una paella con indicaciones sobre como tomar el diametro superior y el inferior
foto de un caldero (kotlik) con indicaciones sobre como tomar el diametro superior

Si tu herramienta favorita es otra, como el wok, la regla es la misma. El diámetro superior tiene que ser mayor al diámetro de la Kotlina. 

Complementos

Una vez que tengamos claro nuestro kit Kotlina + Utensilio principal, podemos pensar en los complementos. La primera opción es encontrar otros utensilios de cocina que casen con la Kotlina. Qué mejor que un kit completo con paella, Kotlik, ¡e incluso un wok! En caso de querer complementar nuestro set, sólo hay que tener en cuenta el diámetro de la Kotlina y escoger los demás utensilios según lo explicado en la sección correspondiente. Respecto a los accesorios, los más habituales son las espátulas y cucharas de madera, así como los cucharones. El tamaño de la paella y el Kotlik convierten a un utensilio suficientemente largo en el complemento perfecto.

Transportabilidad

Por último, no está de más tener en cuenta si vas a llevarte la Kotlina de camping. La chimenea es desmontable por partes así que ya de por sí la Kotlina es fácil de transportar. Que lo sean también las patas puede representar un extra si piensas viajar con ella a menudo. También su tamaño en sí y su altura la harán más fácil o difícil de transportar.

Si ya estás listo, el enlace siguiente te llevará a la tienda de Kotlik.es.