Saltar al contenido
Inicio » Área Clientes » Recetas para cocinar con Kotlina (y otras típicas eslovacas) » Video-receta del Goulash de Szeged

Video-receta del Goulash de Szeged

Igual que los arroces y las paellas, el Goulash ofrece un abanico de posibilidades prácticamente infinito. En este caso te ofrecemos la video-receta del Goulash de Szeged (o Székely, según cuenta la leyenda).  Es un estofado que se sale completamente de los estándares y que se ha convertido en el Goulash favorito de muchos, incluido un servidor. 

En este caso, lo preparamos en una de nuestras cocinas de leña tradicionales para exterior, la Kotlina Strong de 42 cm. Si aún no tienes tu Kotlina, lo puedes cocinar en tu cocina, pero no antes de pasar por la Tienda y encargar la tuya! 😉

plato de goulash de szeged con un par de trozos de knedla, un pan casero, una copa de vino tinto y un portaespecias de madera

Szegedinský Goulash: El Goulash de Szeged (o Székely?)

El Goulash que preparamos hoy, aparte de ser delicioso, tiene un origen, como mínimo, curioso. De hecho, se cuentan al menos tres historias sobre su origen. Os las contaremos las tres, aunque adelantamos que la que parece ser cierta, la última, es la más entrañable.Empezamos por la que le da a este plato su nombre más popular, el Goulash de Szeged (en eslovaco, Szegedinský Goulash)Szeged es una ciudad de Hungría, y mucha, muchísima gente le llama por este nombre, entendiendo que este delicioso estofado es originario de dicha ciudad. Parece ser que este ni siquiera es su nombre auténtico, y que en realidad se llama Goulash de Székely.Llegados a este punto, algunos creen que el nombre deriva de los Székler. Se trata de una etnia húngara que habita justamente en la zona de Székely, en Rumania. Aunque Szekelý sea el nombre original del plato, esta etnia tampoco parece tener que ver con su origen.

Por último, explicaremos la leyenda que creemos que realmente da el nombre al Szekelý Goulash. Se trata de la historia de József Székely, que sucedió a principios del siglo XIX. Según la cultura popular, este archivero llegó tarde por la noche y muy hambriento a su ciudad natal de Komló, junto a su amigo y poeta Sándor Petőfi. En su posada habitual no quedaba prácticamente nada, y estaban a punto de cerrar. Tuvo que rogar que le calentaran algo, y por casualidad resultó un poco de estofado y de col fermentada. A Petőfi le gustó tanto el plato de su amigo que empezó a pedir asiduamente el “Goulash de Székely”. Resultó ser una combinación realmente deliciosa, así que los restaurantes de alrededor no tardaron en imitarla.

Hay otras versiones en que Székely pidió expresamente la mezcla de sus sueños; estofado y chucrut. Sea como fuere, nosotros preferimos quedarnos con la que se basa en la serendipia.

retrato del poeta Sándor Petöfi, señor elegante con espeso cabello ondulado, bien afeitado y con un bigote.
El poeta Sándor Petöfi

Como de costumbre, prepararemos la video-receta del inigualable Goulash de Szeged o Szekelý Kotlina, la cocina de leña diseñada originalmente para cocinar el Goulash y otros platos al aire libre. Como olla, utilizaremos el también tradicional Kotlik.

un chico y sus padres de pie al lado de una cocina de lena tipo barbacoa o kotlina mientras toman una copa de vino

Tiempo de Preparación

Preparación de Ingredientes:

15 min

Preparación del Fuego:

15 min

Cocción del Goulash: 

180 min

Preparación de Ingredientes: 15 min

Preparación del Fuego: 15 min

Cocción del Goulash: 180 min

Ingredientes del Goulash de Szeged

Aunque las raciones son muy relativas, con las cantidades que proponemos nos han salido unos 8 platos. Por otro lado, debes saber que el Goulash es como el vino; mejora con el tiempo. Dicen que el mejor día para comerlo es el tercero después de cocinarlo así que si tiras largo y sobra, ¡mejor que mejor!

Ingredientes para 8 personas:

» 2 kg de carne de cerdo en dados (en este caso utilizamos una mezcla de aguja, solomillo y lomo)
» 2 kg de col fermentada o chucrut (hoy en día se puede encontrar en muchos supermercados)
» 4 cebollas 
» Unos 750 ml de crema de leche para cocinar
» Caldo de carne y verduras
» Aceite de oliva
» Laurel
» Comino entero
» Pimentón dulce
» Pimentón picante

» Sal
» Pimienta negra molida
» Azúcar

La video-receta del Goulash de Szeged

  1. Doramos la cebolla en aceite.
  2. Añadimos la carne y salpimentamos sin miedo.
  3. Removemos hasta que se selle la carne.
  4. Añadimos un poco de caldo para que la carne se cocine.
  5. Añadimos pimentón dulce (unas 3 cucharaditas) y pimentón picante (una cucharadita) y tapamos el Kotlik (caldero). De vez en cuando, removemos para que no se pegue. 
  6. Es muy importante que la carne se cocine completamente hasta quedar blanda ya que cuando se mezcle con la col ya no se va a cocer más.  
  7.  Retiramos la carne del kotlik y, echamos, sin limpiarlo, la col fermentada o chucrut.
  8. Añadimos caldo hasta que prácticamente cubra pero sin que la col quede flotando. 
  9. Añadimos sal y cubrimos con la tapa. Lo dejamos cocinar hasta que la col fermentada quede completamente blanda. Removemos de vez en cuando. 
  10. Cuando la col esté tan blanda que prácticamente se deshaga en la boca, añadimos la carne
  11. Incorporamos la crema de leche y mezclamos bien. 
  12. Preparamos caramelo con azúcar y agua y lo incorporamos
  13. Ya podemos disfrutar de uno de los mejores estofados que existen, el Goulash de Szeged o de Szekelý. 

Cómo comer un Goulash de Szeged

el Goulash de Szeged se suele comer en plato plano, y acompañado de knedla, una especie de pan casero muy esponjoso. Si quieres saber cómo preparla, no dudes en consultar nuestra video-receta de la knedla.

Comer un buen Goulash en Eslovaquia

Si viajas por Eslovaquia, sobre todo si es en invierno, deberías probar un buen Goulash. Y nada mejor que hacerlo en algún restaurante tradicional, donde se respire tradición. 

El tipo de restaurante tradicional por antonomasia es el llamado koliba. Éstos son restaurantes que suelen estar a las afueras de los pueblos o incluso en medio de la nada y se distinguen porque suelen estar hechos de troncos de madera. 

Algunos de los que hay muy buenas reseñas son: