Saltar al contenido
Inicio » Área Clientes » Recetas para cocinar con Kotlina (y otras típicas eslovacas) » Receta de los Halušky s Kapustou, los ñoquis con chucrut

Receta de los Halušky s Kapustou, los ñoquis con chucrut

halusky o dumplings con chucrut en un plato blanco hondo con asas y el borde teñido de rojo en un tablón de madera en que también hay una cazuelita de barro con bacon, un trapo a cuadros blancos y rojos y un platito con sal

Los Halušky con Chucrut

Si los halušky con bryndza te gustaron, tienes que probar los halušky con chucrut (así se llama a la col fermentada) o Halušky s Kapustou, otro de los ingredientes principales de la dieta eslovaca y, según se dice, múltiples propiedades saludables. Aquí tienes la receta paso a paso, que comparte algunos puntos con la de los bryndzové halušky, ¡atrévete!

El chucrut no es un ingrediente habitual en nuestra dieta pero gracias a la globalización no es difícil de encontrar en algunos supermercados o online. Por ejemplo, puedes encontrar col fermentada en Mercadona.

dos hombres y una mujer vestidos con vestidos tradicionales de eslovaquia cocinando halusky en una Kotlina

En la foto de arriba, tomada en el festival folklórico de Východná, vemos a los cocineros de una de las paraditas de Halušky preparándolos en una Kotlina, la cocina de leña típica de Europa Central y que puedes encontrar en nuestra tienda.

Tiempo de Preparación

El tiempo total de preparación es de unos 60 minutos.

Ingredientes

Con los ingredientes que mencionamos a continuación nos salieron unas 3 raciones. Ten en cuenta que los halušky no se conservan bien así que recomendamos no pasarse y hacer la cantidad que se vaya a comer ya que recalentados no quedan demasiado bien.

Ingredientes para 3 personas:

» 3 patatas grandes tipo Russet o Buffet blanca
» Harina de trigo universal
» 500 gr de chucrut (kyslá kapusta o kvasená kapusta)
» 1 cebolla
»
200 – 300 gr de bacon en cintas o tiras (slanina en eslovaco)
» Sal
» Aceite de oliva

ingredientes para los halusky con chucrut o col fermentada dispuestos en una tabla de madera: harina, cebolla, aceite, sal y pimienta, patatas, col fermentada y bacon

Preparación

Lo primero que podemos hacer es ir poniendo una cacerola bien grande con agua a hervir. Tiene que ser grande para que los halušky puedan «nadar» en ella sin apelotonarse demasiado. Mientras el agua se va calentando, pelamos las patatas y las rallamos. Se pueden rallar en un robot de cocina (no hay problema) pero la consistencia quedará mejor si las rallamos a mano.
receta de los bryndzove halusky de mi suegra: patata rallada con el tipico rallador de queso manual

A la patata rallada le añadimos harina y sal y lo mezclaremos bien. Sabremos que hay suficiente harina cuando la pasta se haga realmente difícil de seguir mezclando. Tiene que quedar bastante pastosa, como se ve en la imagen siguiente. 

receta de los bryndzove halusky de mi suegra: bol de cristal con la pasta de patata y harina ya mezcladas

Una vez preparada la masa, podemos ir friendo el bacon, cortadito en trozos pequeños y con un poco de sal. 

Lo segundo que podemos ir preparando es el chucrut. Primero picamos la cebolla y la ponemos a dorar con aceite en una cacerola. Removemos hasta que esté dorada, y añadimos el chucrut. Removemos bien y añadimos un poquito de agua, lo justo para que el chucrut no se pegue a la cazuela. Entonces lo tapamos y lo dejamos cocer durante unos 30 o 40 minutos. Eso sí, hay que ir revisando, removiendo y añadiendo agua a medida que se vaya evaporando. La cocción termina cuando el chucrut está blandito.

chucrut siendo añadido a una cacerola azul marino con cebolla picada ya dorada

A continuación podemos poner un poco de aceite (unas cinco cucharadas soperas) a calentar en un cazo. No lo pongáis al máximo que no tiene que hervir, sólo estar caliente. 

Cuando el agua esté hirviendo, ya podemos hacer los halušky propiamente dichos. La manera moderna y más habitual es utilizando en haluškovač, (pronunciado «halushkovach», significa «halushquero»). Es una herramienta de cocina consistente en una chapa de metal con agujeros por la que se hace correr un depósito de plástico. Al ir metiendo la pasta en el vaso de plástico y hacerlo correr, la masa va cayendo al agua hirviendo que se encuentra debajo. 

En Eslovaquia, puedes encontrar un haluškovač en multitud de tiendas de cocina como el Tescoma. Si estás en España y quisieras conseguir uno, aquí tienes el enlace del haluškovač en nuestra tienda

haluskovach siendo utilizado para hacer halusky en una olla azul oscuro

El procedimiento consiste en ir rellenando pasta en el cazo de plástico y hacerlo correr para que los halušky se vayan formando y cayendo al agua. De vez en cuando hay que remover los halušky que ya están en el agua. Sin embargo, el proceso de hacer los halušky tiene que ser bastante rápido para que no se pasen. El siguiente vídeo muestra cómo se hacen los halušky utilizando el haluškovač

Cuando ya tenemos toda la masa «colada» deberíamos separar un poco de agua de cocción (un par de cucharones) ya que la necesitaremos luego. Esperamos un minuto y ya podemos escurrir los halušky. No hace falta más, si no se pasarían.

Una vez escurridos los halušky, los ponemos en un bol. Ahí los mezclamos con el preparado de cebolla y chucrut y el aceite caliente. También añadimos algo del agua de cocción que teníamos reservada (con un poco basta), para que no queden secos, y sal al gusto

Los halušky se suelen servir con las tiras de bacon esparcidas por encima. Hay quien también añade cebollino picado o los acompaña con crema agria (kyslá smotana). 

Ahora, a disfrutar de los halušky con chucrut, ¡los segundos halušky más famosos de Eslovaquia! Buen provecho 🙂

halusky o dumplings con chucrut en un plato blanco hondo con asas y el borde teñido de rojo en un tablón de madera en que también hay una cazuelita de barro con bacon, un trapo a cuadros blancos y rojos y un platito con sal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *